Profesiones con futuro sin estudios

carreras sin título universitario

Estamos viviendo una transformación fundamental en la forma de trabajar. La automatización y las «máquinas pensantes» están sustituyendo las tareas humanas, cambiando las habilidades que las organizaciones buscan en su personal. Pero, ¿cómo será el futuro?
Nuestro estudio «La mano de obra del futuro» examina cuatro posibles mundos laborales para 2030 con el fin de ayudarle a iniciar su reflexión.    También puede consultar las opiniones de 10.000 personas en nuestro resumen de resultados de la encuesta.
El futuro no es un destino fijo. Planifique para un futuro dinámico y no estático. Tendrá que reconocer escenarios múltiples y cambiantes. Haga movimientos «sin remordimientos» que funcionen con la mayoría de los escenarios, pero también tendrá que hacer algunas «apuestas».
La automatización y la inteligencia artificial (IA) afectarán a todos los niveles de la empresa y a su personal. Es un tema demasiado importante como para dejarlo sólo en manos de TI (o de RRHH). Es necesario tener un conocimiento profundo y una visión aguda del cambiante panorama tecnológico.
Un tercio de los trabajadores están ansiosos por el futuro y su trabajo debido a la automatización, una ansiedad que mata la confianza y la voluntad de innovar. La forma en que sus empleados se sienten afecta a la empresa hoy, así que inicie una conversación madura sobre el futuro.

el mejor curso para los trabajos del futuro

La tecnología sigue avanzando y, aunque con este avance se desarrollan continuamente nuevos tipos de carreras, los robots están sustituyendo rápidamente a los humanos en gran parte de algunos sectores, lo que hace que muchos puestos de trabajo queden obsoletos. Debido a estos cambios, algunas personas están muy preocupadas por el futuro mercado laboral, temiendo que nos dirijamos a un futuro distópico de ciencia ficción en el que los robots hayan tomado el control, dejando a los humanos luchando por las sobras.
Tomemos como ejemplo el sector de los camiones. ¿Quién iba a pensar que los camiones de 18 ruedas iban a ser, o podían ser, sin conductor? Algunas personas ya se sienten incómodas compartiendo las carreteras con camiones que tienen conductor y no pueden imaginar lo que ocurrirá cuando los camiones empiecen a conducirse solos. Sin embargo, podría ocurrir antes de lo que se piensa.
Aunque la automatización provocará una redistribución de la mano de obra en algunos sectores y los puestos de trabajo se externalizarán para ahorrar dinero, la buena noticia es que ciertas trayectorias profesionales quedan fuera del alcance de la mecanización robótica y la externalización, al menos en un futuro próximo. Y, lo mejor de todo, es que estos trabajos son carreras que siempre proporcionarán cierto nivel de seguridad laboral. Veamos las trayectorias profesionales que los ordenadores nunca podrán hacer y los trabajos que deben realizarse localmente… carreras que probablemente existirán de una forma u otra a pesar de los posibles avances o cambios de la sociedad.

puestos de trabajo poco estresantes y bien remunerados sin titulación

Múltiples estudios han documentado que un gran número de puestos de trabajo están en peligro a medida que los dispositivos programados -muchos de ellos sistemas inteligentes y autónomos- continúan su marcha hacia los lugares de trabajo. Un estudio reciente realizado por economistas del ámbito laboral ha concluido que «un robot más por cada mil trabajadores reduce la relación empleo-población en unos 0,18-0,34 puntos porcentuales y los salarios en un 0,25-0,5 por ciento». Cuando el Pew Research Center y el Imagining the Internet Center de la Universidad de Elon preguntaron a los expertos en 2014 si la IA y la robótica crearían más puestos de trabajo de los que destruirían, el veredicto se dividió por igual: El 48% de los encuestados preveía un futuro en el que se perderían más puestos de trabajo de los que se crearían, mientras que el 52% decía que se crearían más puestos de trabajo de los que se perderían. Desde aquel sondeo de expertos, el futuro del empleo ha sido uno de los temas principales de muchas conferencias importantes en todo el mundo.
Se han promovido varias soluciones políticas y de mercado para hacer frente a la pérdida de empleo y salarios prevista por tecnólogos y economistas. Una idea clave que surge de muchas conversaciones, incluida una de las discusiones principales en el Foro Económico Mundial en 2016, es que los cambios en los entornos educativos y de aprendizaje son necesarios para ayudar a las personas a mantenerse empleables en la fuerza laboral del futuro. Entre las seis conclusiones generales de un nuevo informe de 184 páginas de las Academias Nacionales de Ciencias, los expertos recomiendan: «El sistema educativo tendrá que adaptarse para preparar a los individuos para el cambiante mercado laboral. Al mismo tiempo, los recientes avances de las tecnologías de la información ofrecen formas nuevas y potencialmente más accesibles de acceder a la educación.»

trabajos del futuro 2025

Un estudio realizado en 2015 (PDF) por la Fundación para los Jóvenes Australianos reveló que casi el 60% de los jóvenes del país «estaban estudiando o formándose para ocupaciones en las que al menos dos tercios de los trabajos estarán automatizados» en la próxima década. Esto es un enorme desperdicio de habilidades.
Hubo un tiempo en el que reservar una escapada de verano a Málaga consistía en ir a una agencia de viajes un sábado por la tarde, hojear unos cuantos folletos y que un alegre representante de ventas lo organizara todo en un ordenador de gran tamaño.
Ahora, con la abundancia de sitios web de comparación fáciles de usar, cualquiera puede organizar sus propias vacaciones. Todo lo que necesita es su tarjeta bancaria y unas cuantas horas libres para investigar su destino, con sitios como Skyscanner, Trivago y Opodo, que adaptan las búsquedas de vuelos y hoteles a su precio y fecha exactos. Muchos operadores turísticos se han dado cuenta de ello y están cerrando sucursales para centrarse en sus ofertas online.
En los últimos años se ha hablado cada vez más de la realidad de una sociedad sin dinero en efectivo, con los avances en los pagos sin contacto, Apple Pay e incluso las criptomonedas como el Bitcoin, que están cobrando importancia en la sociedad general.