Account manager que es

Ventas

El éxito de una empresa a menudo se reduce a sus elementos más humanos: su personal y la forma en que construye relaciones con el mundo más allá de la oficina. Crear relaciones profesionales y garantizar una asociación positiva de la marca es uno de los factores más poderosos para determinar el éxito de todas las empresas, desde las tiendas familiares hasta los conglomerados internacionales.
Entre bastidores se encuentran los ejecutivos de cuentas y los gestores de cuentas, dos puestos vitales que establecen y mantienen relaciones de colaboración con los clientes, garantizando que se satisfagan las necesidades de todas las partes y que las relaciones sean mutuamente beneficiosas. Hay muchas formas de establecer y mantener estas relaciones. Los ejecutivos de cuentas suelen asistir a reuniones, eventos y conferencias para relacionarse con posibles socios comerciales. Se informan de las necesidades y los retos de una empresa y proponen los servicios de su compañía como solución. Cuando las partes acuerdan trabajar juntas, el ejecutivo de cuentas ficha a la empresa como nuevo cliente y elabora un contrato. A continuación, se presenta al cliente al gestor de cuentas, que mantendrá la relación comercial a largo plazo, actualizando, modificando y gestionando los servicios prestados a medida que la empresa crece y evoluciona.

Responsabilidades del gestor de cuentas clave

Analizar activamente las características de los dispositivos para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Un gestor de cuentas suele ser el representante comercial con el que el cliente tiene la mayor interacción individual. Este miembro del personal supervisa las tareas diarias y rutinarias relacionadas con las necesidades y preocupaciones del cliente y el mantenimiento de las actividades de su cuenta.
Es habitual que un gestor de cuentas desempeñe diferentes funciones. A menudo tiene que ajustar su enfoque en función de la situación particular del cliente y de su grado de satisfacción con el estado actual de su cuenta. El gestor de cuentas suele actuar como una combinación de vendedor, representante de atención al cliente, especialista técnico y asesor financiero.

Gestor de cuentas

Un gestor de cuentas (AM) es una persona que trabaja para una empresa y es responsable de la gestión de las ventas y las relaciones con determinados clientes. Un gestor de cuentas mantiene las relaciones existentes de la empresa con un cliente o grupo de clientes, para que sigan recurriendo a la empresa para sus negocios. El gestor de cuentas no gestiona el funcionamiento diario de la cuenta en sí. Gestiona la relación con el cliente de la(s) cuenta(s) que tiene asignada(s). Por lo general, un cliente permanecerá con un gestor de cuentas durante toda la duración de la contratación de la empresa. Los gestores de cuentas sirven de interfaz entre el servicio de atención al cliente y el equipo de ventas de una empresa[1] Se les asignan las cuentas de clientes existentes de una empresa. El objetivo de que se les asignen determinados clientes es crear relaciones a largo plazo con la cartera de clientes asignada. El gestor de cuentas sirve para entender las demandas de los clientes, planificar cómo satisfacerlas y, como resultado, generar ventas para la empresa[2].

Gestor de cuentas de hecho

El gestor de cuentas gestiona y desarrolla planes de ventas para un equipo de gestores de cuentas. Se asegura de que los gestores de cuentas satisfagan las necesidades continuas de los clientes y prospectos, a la vez que cumplen los objetivos individuales de ingresos. Como gestor de cuentas puede ser personalmente responsable de la gestión de cuentas importantes. Puede establecer objetivos o cuotas de ventas. Además, el gestor de cuentas puede hacer sugerencias para mejorar los productos o ampliar los canales de venta. Normalmente se requiere una licenciatura. Suele depender del jefe de una unidad o departamento. El director de gestión de cuentas dirige al personal subordinado en el desempeño diario de sus funciones. Es un verdadero gestor de primer nivel. Garantiza el cumplimiento de los hitos/objetivos del proyecto/departamento y el cumplimiento de los presupuestos aprobados. Tiene plena autoridad para las acciones de personal. Para ser director de gestión de cuentas se requieren normalmente 5 años de experiencia en el área relacionada como colaborador individual. Pueden requerirse de 1 a 3 años de experiencia de supervisión. Amplio conocimiento de la función y los procesos del departamento.